HPE Primera, cuando la inteligencia llega a todos los rincones

La última gran novedad en almacenamiento aplica IA para el trabajo con aplicaciones de misión crítica.

inteligencia artificial

La última edición del HPE Discover, celebrado el mes de junio pasado en Las Vegas, dejó varias actualizaciones importantes de Hewlett Packard Enterprise, como la decisión de ofrecer por completo su portfolio en la modalidad como servicio. Uno de los grandes lanzamientos del evento fue HPE Primera, una propuesta de almacenamiento inteligente para misión crítica. La solución nace al calor de distintas tendencias en el trabajo en infraestructura y operaciones, para las que busca una vía óptima que de la mejor respuesta a los clientes. 

La integración de la IA en la TI

En el sector tecnológico, hablar de “la revolución de” o “la era de” es, muchas veces, escasa garantía de trascendencia. El sobredimensionamiento al que se somete cada última tendencia digital hace que muchas copen titulares durante semanas y meses, más escasamente años, para luego desvanecerse en usos residuales cuando no se consigue explotar todo el potencial o su desarrollo resulta poco económico. No es este el caso de la inteligencia artificial. El desarrollo de la IA es, sin duda, uno de los grandes hitos en la línea temporal tecnológica. Una herramienta de múltiples posibilidades que está permeando áreas, sectores e industrias de la actividad y la sociedad, sola o en combinación con otras herramientas —como sus grandes aliados, el big data y la analítica—. 

Las cifras que mueve la IA sirven como verificador de la importancia de esta tendencia. Según datos de Gartner de abril de 2018, el valor del negocio global derivado de su aplicación alcanzará los 3,9 billones de dólares en 2022. Más recientemente, a principios de agosto de este mismo año, oficializaba nuevas estimaciones según las cuales la IA aumentada, un modelo de desempeño cognitivo en el que la tecnología se alía con el trabajo humano, supondría un negocio de 2,9 billones de dólares. La consultora considera, además, que la IA es una de las tecnologías que más impactarán en la parte de infraestructura y operaciones de las organizaciones, donde será clave en el reconocimiento de posibles incidencias y fallos con aplicaciones como la analítica predictiva. En un contexto más amplio, Gartner habla de “desarrollo orientado a IA”, que integre herramientas y algoritmos inteligentes en el trabajo de creación de nuevas aplicaciones. 

Las aplicaciones de misión críticas, un factor de creciente relevancia

Un estudio de 2016 realizado por IDG Research mostraba que un 40% de las organizaciones con experiencia en la nube pública habían movido cargas críticas situadas en estos entornos a sistemas on-premise, principalmente por razones de seguridad y económicas. Otra investigación, esta de 2019 encargada por la propia HPE, estima en más del 90% las empresas que consideran que entre el 11 y el 50% de sus cargas de trabajo son críticas. Más del 93% de las organizaciones relevaban preferir que estas aplicaciones se mantuviesen en local.

Estas estadísticas son reveladoras de la consideración con la que las empresas tratan a las cargas más susceptibles para el negocio, que se está traduciendo en la creciente adhesión a los entornos híbridos. En el Enterprise Cloud Index de 2018 de Nutanix, un 91% de los 2.300 responsables de TI participantes consideraban que la nube híbrida era el modelo de infraestructura ideal para su organización, y un 87% decía que esta tendencia estaba teniendo un impacto positivo en sus negocios. La investigación sitúa en el 20% el porcentaje de empresas que pasarán al modelo híbrido en los próximos dos años.

Inteligencia aplicada al almacenamiento de misión crítica

De todas estas tendencias toma nota Hewlett Packard Enterprise en HPE Primera, en la que integra la inteligencia para operaciones de HPE InfoSight en el almacenamiento. La compañía ha presentado esta solución como el anticipo de su cartera HPE Intelligent Data Platform, con la que quiere potenciar el almacenamiento para avanzar en el aprovechamiento de la infraestructura y el desbloqueo del valor empresarial, gracias al empleo de inteligencia aplicada a datos.

“La inteligencia lo cambia todo”, explicaba Milan Shetti, vicepresidente senior y director general de HPE Storage, en el lanzamiento. “Las organizaciones de hoy en día necesitan un enfoque fundamentalmente nuevo de las operaciones de infraestructura con una estrategia de datos inteligente”, lo que HPE Primera consigue con su oferta de “simplicidad, disponibilidad y rendimiento inigualables para aplicaciones de misión crítica, de modo que las empresas puedan centrarse en aprovechar los datos para impulsar su negocio”. 

Entre otras ventajas, HPE Primera proporciona mayor agilidad y simplicidad en el despliegue y el trabajo: los clientes pueden instalar HPE Primera en menos de 20 minutos de forma autónoma, y la gestión de su aprovisionamiento también se realiza en segundos: según los cálculos de la compañía, se reducen en un 93% los tiempos de despliegue, gestión y adaptación. Tiene una garantía del 100% de disponibilidad de los datos, que se oferta sin necesidad de contratos a mayores o de grandes desembolsos. 

Para asegurar esta disponibilidad, la solución emplea la tecnología inteligente de HPE InfoSight para adelantarse a cualquier incidencia. Más allá de limitarse a la prevención únicamente en el almacenamiento, cubre también las capas de red, aplicaciones y servidores. Gracias a la profundidad de esta integración, se consiguen análisis en tiempo real para lograr un rendimiento predecible y se logra la visibilidad óptima para consolidar la seguridad. Esta protección se extiende a través de las distintas plataformas, lo que facilita su integración en entornos híbridos. 

HPE Primera está además pensado para un consumo "como servicio", en el que el cliente lo define en función de sus necesidades.



Otros contenidos