Innovación aplicada a los deportes: el caso del Ajax

HPE colabora con el equipo de fútbol en la captación de datos y la aplicación de analítica para mejorar el potencial de los deportistas.

fútbol

El uso de nuevas tecnologías en el deporte está expandiéndose, como herramienta transversal a todas las personas implicadas en la actividad: desde la parte de entrenamiento y formación a la de programación de eventos, la utilidad de analítica, big data, inteligencia artificial y otras técnicas de vanguardia está siendo ampliamente probada. Un ejemplo es el caso del Ajax. El club holandés colabora con HPE en una iniciativa con la que profundizar en el trabajo de sus jugadores, con foco especial en la cantera. Una muestra del recorrido y las posibilidades que ha brindado la transformación digital al deporte.

Que la tecnología ha llegado para quedarse es algo de lo que nadie duda hoy en día, tanto por sus elementos más visibles, como smartphones y ordenadores, como por otras herramientas digitales no tan tangibles, como la IA, el IoT o el análisis de datos. Es fácil atribuir el trabajo con estos elementos a determinadas áreas, como los entornos empresariales, la administración pública o el sector industrial. Sin embargo, se trata de aplicaciones y técnicas pervasivas, que invaden todos los niveles y tocan todas las facetas de la sociedad. Así ha llegado a terrenos como el de juego. 

 

Un desarrollo acelerado

“Los datos y la analítica han sido parte de la industria del deporte desde la década de 1870, cuando se registró la primera anotación en béisbol”, explicaban en un número de la publicación Big Data los especialistas Renato Assunção y Konstantinos Pelechrinis, investigadores de las universidades de Minas Gerais, en Brasil, y Pittsburgh, en Estados Unidos, respectivamente. Unos orígenes más bien analógicos que se han refinado en los últimos tiempos. “Solo recientemente se han utilizado técnicas avanzadas de minería de datos y aprendizaje automático para facilitar las operaciones de las franquicias deportivas”. Esto se relaciona con los avances tecnológicos a través de los que se consigue avanzar en la recopilación de datos detallados, como los sensores o las herramientas ópticas. “Estos datos básicamente capturan todo lo que sucede durante el juego, y cuando se analizan adecuadamente, pueden proporcionar información valiosa”. 

El deporte es un campo perfecto para la aplicación de determinadas tecnologías. Para las personas que lo disfrutan desde fuera, la introducción de estas herramientas se está canalizando en distintas medidas. Por ejemplo, en el deporte con mayor difusión en España, el fútbol, se concreta en las amplias estadísticas que se ofrecen ahora en cada partido o temporada, que van desde los porcentajes de pases, aciertos y errores en directo a las zonas de calor por las que se ha movido cada jugador o jugadora. En el aspecto más visual, la introducción del videoarbitraje o VAR, que se apoya en cámaras y análisis audiovisual para decretar la legalidad de las jugadas, ha supuesto una renovación de la regulación de los lances más conflictivos de los partidos futbolísticos. Su implementación en España se produjo en la máxima categoría del fútbol profesional masculino durante la temporada 2018/2019, y aunque hay cierto consenso sobre su utilidad, no está exento de polémica. 

Mayor unanimidad parece haber sobre la utilidad de otras tecnologías quizás no tan evidentes para el gran público, aplicadas a la mejora técnica del grupo y el individuo. Aunque no todos los equipos cuentan con el mismo nivel de desarrollo, el apoyo en estas técnicas se está expandiendo entre los principales clubes de la liga masculina española. El Fútbol Club Barcelona, por ejemplo, cuenta con una unidad especializada en el trabajo con las nuevas tecnologías, el Barça Innovation Hub, que se estructura en siete áreas, entre las que se encuentran la de análisis y tecnología deportiva, fan engagement y big data e instalaciones inteligentes, lo que da una idea de los recursos que se manejan y las posibilidades que les abren. El Real Valladolid cuenta con un área de macrodatos e inteligencia de datos, al frente de la cual está Paco González, especialista en temas de analítica deportiva que ha pasado por otros equipos de la competición, como el Sevilla FC, la Unión Deportiva Las Palmas o, en el exterior, el Paris Saint-Germain.

 

Sensores, datos y analítica para mejorar la cantera deportiva: HPE y el Ajax

Estos casos son representativos de la interdisciplinaridad con la que se puede aplicar la tecnología en el deporte, a la que se referían Assunção y Pelechrinis. La combinación de herramientas tiene proyección en múltiples áreas: la recopilación de información y el trabajo con análisis de datos e IA se puede aplicar tanto al descubrimiento de talento y la gestión de fichajes como al entrenamiento y formación de futbolistas y equipos deportivos. Este es un mercado con amplio desarrollo: las estimaciones apuntan a un crecimiento en la analítica deportiva a un ritmo anual compuesto del 31% entre 2018 y 2025, partiendo de los 774,6 millones de dólares que movía ya el pasado año. 

Un ejemplo de la integración de nuevas tecnologías en el fútbol es el del Ajax. El club holandés tiene uno de sus activos de referencia en su academia de jóvenes deportistas. Lo explica Mark Van Leest, Information Officer de la entidad en el momento de introducir el nuevo modelo. “Desde el punto de vista del capital, definitivamente no podemos competir con los otros clubes. Sin embargo, en el terreno de la disrupción digital, creemos que la tecnología debe habilitarnos para ayudar al desarrollo de nuestro talento. A través de esto, estamos creando un modelo de negocio mediante la venta de jugadores a los otros clubes”. 

En la creación de este sistema la colaboración con HPE ha sido básica. Las organizaciones trabajan de forma conjunta para facilitar la toma de decisiones apoyada en analítica, basada en la recolección de volúmenes masivos de datos de la plantilla y la academia del club. Todo el proceso necesita de varios elementos básicos: la infraestructura de red, los sensores y elementos para la toma de registros y el sistema de almacenamiento, con capacidad para guardar 150 TB. Mediante estas herramientas, la información biométrica y de posicionamiento se registra en tiempo real, junto con vídeos 4k de los entrenamientos y la formación sobre los que aplicar analítica en directo para poder modificar comportamientos sobre la marcha. 

El proceso ha sido posible gracias a la aplicación de HPE Synergy, HPE 3PAR y la red de Aruba, además del asesoramiento de HPE Pointnext. De resultas de la aplicación de todas las herramientas, se ha favorecido la reducción de las lesiones y la mejora del rendimiento, además de la gestión de cada caso en base a la información recabada de cada deportista. A nivel de negocio, se favorece el desarrollo del talento y se sientan los cimientos de la renovación tecnológica del club.

“Para alcanzar la transformación digital, necesitamos establecer los cimientos, y estos cimientos son la red y el centro de datos. HPE nos está ayudando a crear esa revolución digital”, profundiza Van Leest. Para él, la prueba del éxito es la participación del equipo en la Liga de Campeones: en la temporada 2018-2019, tras 13 años sin superar la fase de grupos, el Ajax lograba quedar semifinalista. Si esta es la medida de la efectividad de la integración de las nuevas tecnologías, es fácil prever que pronto serán la nueva norma.



El dato, activo clave en la estrategia empresarial

Las tecnologías asociadas al dato, como analítica o ‘big data’, ofrecen grandes posibilidades en el contexto de la transformación digital de las organizaciones, por lo que contar con los mecanismos para protegerlo y extraer sus beneficios es esencial.

ciudad conectada
Otros contenidos