La modernización del sector hotelero empieza por la infraestructura

La instalación de dos cabinas all flash ha permitido a una reconocida cadena hotelera reducir costes y aumentar significativamente eficiencias operacionales. Esta es su historia.

hotel

Como toda empresa, las corporaciones del sector hotelero se enfrentan a numerosos retos, aunque en realidad, no distan de los retos de los que se enfrenta en resto.

Además de a la transformación digital, el sector se enfrenta a unos competidores nativos digitales que están cambiando las reglas del juego. La victoria en esta contienda dependerá principalmente de la capacidad de adaptación de las compañías a las nuevas necesidades de los usuarios. Y para esto, hay que empezar por la infraestructura.

Un ejemplo reciente es el de la cadena hotelera RIU, que decidió trasladar los sistemas de gestión hotelera y de gestión financiera a cabinas HPE 3PAR. La decisión resultó ser acertada; más de dos años después de su implantación, ya puede hablarse, sostienen sus responsables, de mejoras en experiencia de usuario, en el rendimiento en entornos de bases de datos sin aumentar costes de licenciamiento, en la garantía de la disponibilidad de centros de datos y en la reducción de potencia eléctrica y de necesidades de refrigeración, lo que reduce el flujo de gastos.

En términos más operacionales, ahora es posible mover máquinas virtuales entre sus servidores físicos y llevar a cabo las tareas más habituales en cuestión de segundos. También el empleo de plantillas definidas por software que ofrecen en un entorno visual que automatiza la provisión de almacenamiento a través de perfiles predefinidos de servidores. Las dos cabinas all flash ofrecen además replicación síncrona para transferir todas las funciones de un centro de datos a otro en tiempo real sin que los servicios se vean afectados

En definitiva, la cadena hotelera ha dado un importante paso en la modernización de su infraestructura; un paso que afectará positivamente en sus procesos de negocio y que impactará también en la percepción de los usuarios finales sobre la marca, que en definitiva son quienes han tomado la batuta en este nuevo paradigma digital.

 



Otros contenidos